BÚSQUEDA
COTIZADOR
SÍGUENOS EN:
novoarte > noticias > regala a tu hijo diversión y aprendizaje con una sala de juegos >
NOTICIAS

Regala a tu hijo diversión y aprendizaje con una sala de juegos

2018-08-17

Activar los estimuladores sensoriales en la primera etapa de vida de los niños es importante para que asocie los objetos a una sensación o un color. Si quieres conocer más sobre el aprendizaje con texturas y colores te invitamos a leer la siguiente nota.

Salas de juegos para niños

Tus hijos merecen un espacio para dejar volar su imaginación y jugar. Aprende cómo crear una sala de juegos ideal para estimular su curiosidad y aprendizaje. En Novoarte, una de las tiendas de muebles exclusivos en Bogotá, te damos las pautas para hacerlo y te contamos la importancia de este tipo de habitaciones en el desarrollo de sus habilidades cognitivas.

 

Los juegos son clave en el desarrollo físico y emocional de todos los niños. Ya sea que se juegue dentro de casa o en un espacio al aire libre, es oportuno crear una sala dedicada a jugar y experimentar. Este tipo de habitaciones en el hogar previenen el sedentarismo y aburrimiento de los niños, los mantienen activos e, incluso, les enseña a ser autodidactas. Conoce algunas pautas para decorar la sala de juegos de tu hijo y potenciar sus capacidades.

 

Varias texturas y colores: Elije muebles de diseño, objetos y juegos con diferentes texturas y colores. Las texturas son estimuladores sensoriales del tacto, lo que le permite a un niño conocer diferentes cosas por sus relieves y sensaciones en las manos. El ejercicio de tocar elementos suaves, lisos, ásperos o duros es una manera de descubrir los entornos y asociar los objetos a una sensación.

 

Puedes optar por una sala de juegos sencilla, un diseño de muebles infantil y dinámicas de estimulación sensorial elaboradas por ti. Las texturas no pueden quedarse por fuera de este importante espacio. Tampoco hay que subestimar el uso de los colores, pues estos tienen efectos en el ánimo y grado de percepción de los niños.

 

Las paredes, el mobiliario y los accesorios deben ser armoniosos y estar acondicionados para que tu hijo aproveche al máximo su sala. Selecciona colores que favorezcan el aprendizaje y la buena disposición, algunos de ellos son: 

 

  • Rojo: Es un color intenso que contagia de energía y entusiasmo a los niños, además de llamarlos a la acción.
  • Amarillo: Despierta la actividad mental y aumenta la concentración para realizar una tarea.
  • Azul: Reduce los niveles de estrés y tranquiliza, es un color relacionado con la inteligencia emocional.
  • Blanco: Fomenta la imaginación y la creatividad.

 

El color y sus tonalidades son especialmente importantes a partir del tercer año de vida de tu hijo, cuando puede distinguir con plenitud sus cualidades.

 

Muebles para niños: Equipa la sala de juegos de tu hijo con mesas, sillas y otros muebles que se ajusten a su estatura, así, él o ella tendrá libertad para hacerse cargo de sus juegos. De igual modo, invierte en un piso infantil, suave, de fácil limpieza y resistente al uso continuo. Puedes acomodar almohadas y peluches alrededor de la sala por si desea descansar del juego un rato.

 

Diversión y comodidad: Los diseñadores de interiores crean espacios ideales para todos los gustos, encantadores a la vista y siempre cómodos. Distribuye el mobiliario inteligentemente, procurando que el centro de la habitación no esté obstaculizado. Esto le dará a tu hijo la capacidad de moverse y evitar golpes. Los niños necesitan un espacio para aprender sin limitaciones, en el que puedan saltar, mejorar su coordinación y habilidades motrices.

 

Diseños infantiles: Decora las paredes y muebles con diseños infantiles, figuras geométricas, frutas o animales. Ilustraciones que hagan de la sala un lugar acogedor para tu hijo.

 

Es importante recordar que las experiencias de aprendizaje son más significativas para los niños si las comparten con sus padres, así que anímate y juega con ellos. La sala de juegos puede ser el epicentro de momentos memorables en familia.



Compartir
Twittear
Recomendar